Arbol musical 47 cm

JJ180001

Nuevo producto

El árbol musical es un juguete de la línea pedagógica Waldorf. Una especie de cascada de canicas musical diseñada a modo de árbol de madera con pétalos arco iris.

Su preciosa estética y su armonioso y delicado sonido cautivarán tanto a niños como a adultos.

Las canicas de cerámica producen un sonido rítmico y delicado, ligeramente acuático al bajar por las hojas.

Más detalles

En Stock

Al comprar este producto puede obtener hasta 49 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 49 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,49 €.


49,90 € impuestos inc.

Más

El árbol musical es un juguete educativo realizado en madera y pintado con pinturas no tóxicas que se compone de un poste de madera en donde van unidos los pétalos de diferentes tamaños en 30 colores.

Se incluyen 6 canicas de cerámica que producen un armónico sonido al dejarse caer y descender por el árbol. Su sonido es relajante, afinado desde las notas más agudas a las más graves y es un sonido ligeramente acuático.

Los pétalos de madera están colocados en espiral alrededor del tronco de forma escalonada. Así permiten el descenso de las canicas. Éstas bajan rodando desde la copa del árbol hasta su base, donde una pequeña bandeja las recoge y evita que se dispersen.

Los niños pueden tirar una, varias, o todas las canicas a la vez desde lo más alto del árbol o desde el pétalo que ellos prefieran para observar su carrera y escuchar su repiqueteo contra la madera. Cada una de las hojas emite un sonido diferente. Lo divertido es tirar varias canicas a la vez seguidas o desde pétalos distintos y ver como los sonidos se solapan unos con otros y forman una melodía cada vez distinta.

Características

Diseñado por el artista suizo Matthias Utinger y ganador del Premio Alemán de Diseño en 2000, este mágico juguete fascina tanto a niños como a adultos por el delicado y afinado sonido que producen las canicas al deslizarse entre las hojas de diferentes tamaños.

Es un juguete que sigue la línea pedagógica Waldor. Está fabricado en madera natural y es totalmente respetuoso con el medio ambiente, ya que las hojas se han teñido con pinturas naturales creadas con aceite de semilla de lino.

Está realizado en Polonia.

Se presenta montado y con 6 canicas de cerámica.

Tamaño: 47 cm.

Beneficios del árbol musical de canicas

  • Estéticamente es precioso y resulta tan decorativo que adorna y embellece cualquier rincón de casa.
  • Está fabricado con materiales naturales.
  • Facilita la comprensión de conceptos espaciales.
  • Estimula el oído.
  • Entrena la discriminación de colores. La gama cromática de las hojas sigue la escalera cromática de Goethe.
  • Es un instrumento musical que proporciona una forma natural de acercarse a la música. La música tiene infinitos beneficios para los niños y una educación musical temprana es clave para su desarrollo en múltiples aspectos. Las hojas construyen un circuito descendente por el que las canicas producen un sonido muy relajante, cuya sonoridad va cambiando de agudo a grave al bajar. Esta actividad permite a los niños pequeños interiorizar la escala musical y comprenderla por unidades. Como cada nota la produce una hoja con un tamaño y un color distinto, el niño irá asimilando que cada sonido es una unidad distinta, en un descenso cromático, o sea, por semitonos. El efecto de su sonido es adictivo y puede cambiar según la velocidad de lanzamiento de las canicas. Es, sin duda, el juguete ideal para iniciar a los pequeños en el aprendizaje musical que es una de las actividades intelectuales que mejor estimulan la cognición y la creatividad.
  • También permite interiorizar el concepto de unidad, pues el sonido va cambiando uno a uno.
  • Familiarizarse con las dimensiones ya que el tamaño de las hojas va creciendo ligeramente de arriba a abajo.
  • Otro añadido de este juguete es que, prácticamente sin querer, aprenden las leyes de la gravedad.
  • Ayuda a ejercitar y desarrollar la motricidad fina de los más peques, ya que han de manipular con sus manitas y deditos las pequeñas bolitas para posarlas sobre las hojas de madera.

Nos gusta porque

La clave de su éxito radica precisamente en su sencillez. Los niños no necesitan juguetes de luces, pilas y sonidos para entretenerse. Lo que necesitan es experimentar e interactuar con el juguete siendo los artífices del juego. El árbol musical les permite jugar y aprender conceptos como la escala musical, los colores, los tamaños y dimensiones, la relación causa-efecto. Estimula sus sentidos.

Además es un juguete con una estética muy cuidada que resulta atrayente para los más pequeños con su gama de colores y su diseño inspirado en la naturaleza.

Su armónico sonido se consigue gracias al uso de madera de extraordinaria calidad, que recuerdan a una escala musical acuática, con un sonido hipnótico, atrayente y relajante.

Uno de los aspectos que más nos gustan y que buscamos en los juguetes que tenemos es que es un juguete evolutivo que acompañará al niño a lo largo de los años y que incluso resulta estimulante para los adultos!

Edad recomendada

A partir de 3 años.

Está orientado a niños mayores de 3 años, ya que incluye piezas pequeñas (las canicas). Sin embargo, si vuestro peque ya ha superado la etapa de experimentación con la boca, podéis dejarle jugar con él siempre bajo vuestra supervisión o la de otro adulto responsable y de vuestra total confianza.

Reseñas

Escribe tu opinión

Arbol musical 47 cm

Arbol musical 47 cm

El árbol musical es un juguete de la línea pedagógica Waldorf. Una especie de cascada de canicas musical diseñada a modo de árbol de madera con pétalos arco iris.

Su preciosa estética y su armonioso y delicado sonido cautivarán tanto a niños como a adultos.

Las canicas de cerámica producen un sonido rítmico y delicado, ligeramente acuático al bajar por las hojas.