Kodama. Devir

DJ190027

Nuevo producto

Juego de mesa familiar de cartas. Los Kodama son los espíritus del árbol y, como tales, deberás cultivar árboles durante tres estaciones consecutivas de crecimiento, de manera que elijas la combinación más apropiada de flores, insectos e incluso disposición de ramas. Aquel que mejor cuide a sus kodama, ¡será recordado durante generaciones!

Más detalles

En Stock

Al comprar este producto puede obtener hasta 54 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 54 puntos que se puede(n) transformar en un vale de descuento de 0,54 €.


17,90 € impuestos inc.

-1,10 €

19,00 € impuestos inc.

Ficha técnica

Edad mínima recomendada+ 14 años
Número de jugadores mínimo2 jugadores
Número de jugadores máximo5 jugadores
Tiempo de la partida30 minutos

Más

¡El bosque está creciendo muy deprisa! Como cuidadores de los kodama, los espíritus del árbol, debéis ocuparos de que el bosque sea un hogar saludable y exuberante para vuestros pequeños amigos. Durante tres estaciones de crecimiento, debéis cultivar árboles con una combinación apropiada de flores, insectos y disposición de ramas para que vuestros kodama estén lo más contentos posible. Aquel que mejor cuide a sus kodama, ¡será recordado durante generaciones!

Kodama: los espíritus del árbol permite a los jugadores hacer crecer un árbol a base de ingeniosas disposiciones de cartas de rama, procurando dejar espacio para que siga creciendo.

Contenido del juego

  • 1 Tablero
  • 6 Cartas de tronco
  • 65 Cartas de rama
  • 23 Cartas de kodama
  • 9 Cartas de retoño de kodama
  • 15 Cartas de precepto
  • 1 Marcador y fichas

Características

  • Edad recomendada: A partir de 14 años.
  • Número de jugadores: De 2 a 5 jugadores.
  • Tiempo de juego: 30 minutos

Reseñas

Escribe tu opinión

Kodama. Devir

Kodama. Devir

Juego de mesa familiar de cartas. Los Kodama son los espíritus del árbol y, como tales, deberás cultivar árboles durante tres estaciones consecutivas de crecimiento, de manera que elijas la combinación más apropiada de flores, insectos e incluso disposición de ramas. Aquel que mejor cuide a sus kodama, ¡será recordado durante generaciones!

Opiniones